« La conciencia del escritor | Inicio | Escribir ficción, asunto vocacional y profesional »

27 junio 2010

Comentarios

Fuente Puedes seguir esta conversación suscribiéndote a la fuente de comentarios de esta entrada.

¿Me he perdido algo?
¿Que tiene que ver "protagonista" con "sufrimiento"?
Los protagonistas suelen ser los que más "viven", pero no necesariamente los que mas "padecen" ; a no ser que conciba el vivir como un sufrimiento en sí.
El vivir es conocer, amar, gozar... padecer. Pero por suerte, no todos somos protagonistas de tragedias. ¿es que toda vida es una tragedia?.

Bien, entonces sí: todos somos protagonistas y todos sufrimos todo lo que somos capaces.

Luis, me temo que -como dices- te has perdido algo, sí. Quizá hay que tener un poco más en cuenta el lado emocional y espiritual y no sólo físico de los padecimientos y del sufrimiento. Para no hacer largo el asunto, ¿recuerdas, por ejemplo, a Don Quijote? O, por llegar al cine de masas, y sin tragedias, ¿qué te parece que le pasa al protagonista de "Gladiator", que no es precisamente un no va más del cine? ¿No hay sufrimientos en los protagonistas de Ford, o en los de Capra, o en el "To Be or Not to Be" de Lubitsch? El protagonista, dice la etimología, es el que más "lucha" y por tanto soporta y además persevera, a pesar de todos los pesares, incomprensiones, dificultades y engaños de enemigos o falsos amigos, ... Y eso lo hace porque tiene un sentido o un amor para su vida, o lo busca, o lo encuentra, o lo defiende, ...

Es la primera vez que comento en el blog pese a que soy seguidor desde hace tiempo. Enhorabuena por adentrarse en los asuntos de la narración literaria y cinematográfica que se adivinan jugosos.

Efectivamente creo que Luis se ha perdido algo. En este artículo de El País de hoy http://www.elpais.com/articulo/opinion/Psicologia/felicidad/elpepiopi/20100705elpepiopi_5/Tes/ , del que no comparto muchas otras afirmaciones, Ángel Rupérez aboga por el sufrimiento como parte de la existencia humana y por tanto objeto de recreación artística.

Creo que Luis ha querido ver en la entrada una cierta apología del sufrimiento que ni está ni se la espera. Hay que partir de que el sufrimiento es un estado que el hombre experimenta en su vida y como tal, recoge el arte. Pero que el hombre sienta el sufrimiento no implica necesariamente que su única respuesta sea la aceptación paciente, el sufrimiento no solo se “padece” como parece indicar Luis, si bien esta actitud también puede ser perfectamente humana y por tanto motivo de recreación artística. Cabe también la “lucha”, la actitud de enfrentarse a las causas que originan el sufrimiento para tratar de otorgarles un sentido. La relación entre sufrimiento y felicidad y el sentido del primero no creo que sea el objeto de esta entrada y en todo caso don JJ seguro que es capaz de hilvanarla mejor que yo.

Pero el plano al que se refiere la entrada, no es principalmente el humano; se refiere específicamente al artístico y más concretamente al narrativo (literario o cinematográfico). ¿Qué define a la narración? ¿Qué define al héroe, al amante,… al protagonista de la misma? ¿Por qué existen ciertos paradigmas narrativos como “el viaje del héroe”? ¿Por qué los cuentos de amor terminan con un “comieron perdices y vivieron felices”? Pues porque parten de la premisa (ficticia por otro lado) de que el amor alcanzado es un estadio de ausencia de conflicto y por tanto no narrativo. Lo que motiva la acción e impulsa la narración es la idea de “conflicto” como elemento objetivo que se opone al deseo y meta del protagonista. “Chico conoce chica… ¿y? … ¿qué impide que “coman perdices y vivan felices”? Sin impedimentos, sin obstáculos, sin “conflicto”, no existe la historia de amor. Este elemento parece central para una cierta teoría del guión que basa en él la esencia de la narración cinematográfica. Pero parece, como señala don JJ, que el “conflicto” siendo elemento esencial de la narración sea un elemento poco caracterizador del protagonista en sí. No parece que pueda definirse al protagonista como aquel personaje que padece (pasivamente) el conflicto. Hace falta un elemento nuclear del mismo, y ese no es otro que el sufrimiento que vendría a ser la respuesta que despliega ante el conflicto. El sufrimiento narrativo, al igual que el sufrimiento humano, sería un elemento al que el protagonista debe enfrentarse para revelar el por qué y el para qué de sus actuaciones, que define sus razones, su motivación y también su finalidad. El sufrimiento es la medida del deseo y las metas del protagonista y también de los valores que las orientan. En él debe encontrar el protagonista su propio sentido. Y otorgando este papel central al protagonista, la narración vendría a ser “simplemente” la respuesta a cómo se enfrenta al sufrimiento que le provoca el conflicto.

Siento el “tocho” pero la entrada me ha hecho reflexionar...

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Welcome


  • A loose exploration of Culture and Public Communication at large, by JJGN

    scr_uppsala2.jpg

    "Oiga joven -dijo Jorge Luis Borges- ¿no sabe usted que los caballeros sólo defendemos causas perdidas?"

    "Everybody knows what a story is until they sit down to write one." (Flannery O'Connor)

    "El buscar en todo la utilidad es lo que menos se adapta a las personas magnánimas y libres" (Aristóteles, Política, 1338, b)

    "Temo que no nos liberaremos de Dios en tanto que creamos en la gramática" (F. Nietzsche, El ocaso de los ídolos o cómo se filosofa a martillazos)

    "Cuando un hombre bueno está herido, todo el que se considere bueno debe sufrir con él" (Eurípides, 485-406 AC)

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Libros y publicaciones

Visits


  • Starting March 19th, 2006

    Locations of visitors to this page

License





  • Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

Disclaimer

  • Most pictures, graphics and illustrations used on this blog, were collected online (e.g. via Google Image Search), but copyrights still are reserved for those who created them. If you believe some of them may infringe your copyrights and don't want them to appear on the site, please leave a comment in the corresponding post and we will delete them on demand as soon as possible.